Autohemoterapia. Capítulo II – Inicio y aplicación

Basado en la exposición del Dr. Luiz Moura

Es asombroso ver el desarrollo vertiginoso de la investigación médica y tecnológica relacionada, y cómo sumas multimillonarias se invierten simple y sencillamente en investigaciones cuyos resultados solo sirven para satisfacer curiosidades de escasa o ninguna utilidad, o lo que es peor, simplemente son realizadas con intereses corporativos y para el enriquecimiento de unos pocos, son solo un negocio. Por otro lado, muchas dolencias terribles carecen de la atención de los inversionistas gubernamentales y privados y por tanto de presupuesto, ignorando la muerte de niños en medio de sufrimientos inimaginables… Existen -y han existido siempre-, alternativas terapéuticas de comprobada eficacia que jamás van a ser parte de la elección de la medicina como la conocemos, excepto iniciativas personales de médicos sensibles con sus pacientes o por solicitud de los pacientes mismos o sus familias. Mientras tanto parece ser que en medio de tanta impotencia, lo único que podemos hacer es ponernos al tanto de todas las opciones alternativas posibles. Ofrecemos aquí una de ellas, a nuestro juicio la más convincente por sus resultados y por sus amplias aplicaciones… (Ver más)

Ver video completo…

Este despacho escalonado pretende apoyar la exhaustiva y generosa exposición del Dr. Luis Moura en su entrevista, mediante la ampliación de temas y aclaración de dudas relacionadas con conceptos médicos para su interpretación detallada y sencilla, y para consideración de los aspectos terapéuticos de su contenido para su aplicación.
Los Editores

DEFINICIONES1

ANGIO:
Prefijo que significa relacionado con estructuras vasculares.
ANTÍGENO:
Sustancia generalmente proteica que da lugar a la síntesis de un anticuerpo y reacciona específicamente con él.2
ARTERIOSCLEROSIS:
Término genérico para varias afecciones en las que la pared arterial se engrosa y pierde elasticidad. Afecta el cerebro, corazón, riñones, otros órganos vitales y extremidades.3
ARTERIOGRAFÍA:
Técnica de imagen que consiste en el estudio de estructuras arteriales mediante opacificación con medios de contraste.
AUTOANTICUERPO:
Anticuerpo dirigido contra moléculas del propio organismo. Pueden ser específicos de moléculas ubicuas (como anticuerpos anti-DNA) o de moléculas localizadas en distintos órganos o sistemas (anticuerpos anti-eritrocitarios). Su título se encuentra elevado en las denominadas enfermedades autoinmunitarias.
BILIRRUBINA:
Pigmento amarillo-anaranjado de la bilis, formado principalmente por destrucción de la hemoglobina en los glóbulos rojos después de su vida media normal.2
BIOTRANSFORMACIÓN:
Conjunto de cambios químicos que una sustancia sufre en el organismo por la acción de enzimas, microorganismos, etc.
COLESTEROL:
Alcohol esteroide con aspecto de grasa, presente en grasas animales, aceites, bilis, sangre, huevo yema, etc. Precursor de ácidos biliares y materia prima para la síntesis de hormonas esteroides.
INTRAVASCULAR:
Relativo al interior del vaso sanguíneo.2
ARTERIAS CORONARIAS:
Arterias que emergen de la Aorta y que suministra aporte continuo y permanente de Oxígeno y nutrientes al músculo cardíaco.4
ENCÉFALO:
Parte del Sistema Nervioso Central alojado en la cavidad craneana. Comprende cerebro, cerebelo y tronco del encéfalo.
ENCEFALITIS:
Proceso inflamatorio del encéfalo.
EXCRECIÓN:
Proceso de eliminación o liberación de sustancias por parte del organismo como parte de la actividad metabólica normal. Suele iniciarse a nivel celular.2
FIBROBLASTO:
Célula que se encarga de la síntesis de sustancia intercelular del tejido conectivo y que, al finalizarla, se convierte en fibrocito.
HOMEOSTASIS:
Equilibrio en la composición del medio interno del cuerpo, mantenido por la rápida captación de los cambios y la respuesta para compensarlos.
INFARTO:
Destrucción localizada y rápida (necrosis) de un tejido u órgano, debida a una anoxia, por interrupción del suministro de sangre a una zona determinada, como consecuencia de la obstrucción de la arteria correspondiente y la ausencia de circulación colateral compensadora. También puede deberse a una estaxis circulatoria de una vena en la zona.
INFECCIÓN INTRAHOSPITALARIA: (I. NOSOCOMIAL O I. ASOCIADA AL CUIDADO DE SALUD)
Infección adquirida durante la estancia en hospital u otro centro de salud. (En quien la infección no se había manifestado ni estaba en período de incubación en el momento de internarse).4
LINFOCITO:
Célula localizada en la sangre periférica y en los órganos linfoides, constituye la única célula del cuerpo humano capaz de reconocer de forma específica los distintos determinantes antigénicos.
METABOLISMO FÉRRICO:
O metabolismo del Hierro: Proceso que incluye la absorción, transporte, síntesis del grupo hemo (en la médula ósea), hemoglobina eritrocítica, desintegración de los eritrocitos y recuperación parcial del Hierro.
MORBIDOS (PROCESOS):
Relativo a una situación patológica o anormal, tanto física como mental.2
Incluye procesos infecciosos, parasitarios, neoplásicos, degenerativos crónicos y autoinmunes.4
NEOPLASIA:
Tumor producido por la multiplicación incontrolada de células. Según el grado de diferenciación de sus células y la capacidad invasiva y metastásica se divide en benigno y maligno.
PRÓTESIS:
Sustitución de una parte del esqueleto o de un órgano por una pieza o implante especial, que reproduce más o menos exactamente lo que ha de sustituir. Pieza o implante artificial en el organismo. En ortopedia, aparato que sustituye una extremidad que falta o una parte de la extremidad.
SFM: (SISTEMA FAGOCÍTICO MONONUCLEAR).
Conjunto de células derivadas de los Monocitos, que tienen funciones comunes de fagocitosis de bacterias, virus, partículas nocivas, células viejas, etc., participando así en los mecanismos de defensa del organismo, presentación de antígenos a los linfocitos T y en la producción de citocsinas.Nota
TROMBO:
Agregación de plaquetas, fibrina, factores de coagulación y elementos celulares de la sangre en el interior de una vena o arteria, que a veces produce oclusión de la luz vascular.
TROMBOSIS:
Situación vascular anormal en la que se desarrolla un trombo en el interior de un vaso sanguíneo.

Ver todas la definiciones…

ALGUNAS APLICACIONES EXITOSAS DE LA AUTOHEMOTERAPIA

EL INTERESANTE Y TRASCENDENTE CASO DEL DOCTOR GARÓFALO (EXTRAÍDO DE LA NARRACIÓN DEL DR. MOURA)

El Doctor Floramente Garófalo, un Ginecólogo de 71 años, asistente del Director en un Hospital de Jacarepaguá, se quejaba de un fuerte dolor en la pierna que no le permitía caminar. Luego de la revisión y posteriores exámenes practicados por el angiólogo, doctor Viera de Melo, se concluyó que había una obstrucción arterial de unos 10 cm. cuyo tratamiento consistiría en la sustitución de la parte dañada por una prótesis. El Doctor Garófalo, quien tenía conocimiento de la Autohemoterapia por tener en sus manos los informes de las investigaciones realizadas por los doctores Jesse Texeira y Ricardo Veronesi, sobre prevención de complicación postoperatoria e inmunidad y el papel del Sistema Retículo Endotelial respectivamente, le pidió al doctor Luiz Moura que le aplique la Autohemoterapia en lugar de la intervención sugerida por el Angiólogo, porque según él eso era lo que le iba a curar ya que él temía la aparición de nuevas obstrucciones en otros lugares en el futuro como suele suceder frecuentemente. Luego de cuatro meses de aplicarla y la realización de nuevas arteriografías de control, se constató que el problema estaba resuelto. El Dr. Garófalo continuó sus largas caminatas por muchos años y continuó viviendo hasta poco más de los 95 años. Por otro lado, el Dr. Moura estaba listo para ampliar su ámbito de aplicación de la Autohemoterapia.

PUBLICACIONES RELACIONADAS

– SOBRE EL TRABAJO DEL DOCTOR JESSE TEXEIRA: “AUTOHEMOTRANSFUSIÓN EN LA PREVENCIÓN DE COMPLICACIONES PULMONARES POSTOPERATORIAS5
Ya a principios de los años treinta, el Dr. Texeira inicia su trabajo con la intención de demostrar la reducción de las Complicaciones Pulmonares Postquirúrgicas especialmente de tipo infeccioso cuyo índice era muy elevado, dado el efecto irritante que la anestesia que se usaba entonces provocaba en los pulmones, y que favorecía dichas complicaciones (aunque como consta en el informe influyen también otros factores). De acuerdo al informe del Dr. Texeira se determina esta complicación cuando el operado manifiesta tos, fiebre, disnea, dolor torácico y/o esputos con sangre.
Su informe se adjuntó a un trabajo publicado en “The American Journal of Surgery” (Mayo, 1936 –pág. 321) titulado: AUTOHEMOTRANSFUSIÓN EN LA PREVENCIÓN DE COMPLICACIONES PULMONARES POSTOPEATORIAS firmado por Michael W. Mettenletter (Cirujano de Postgrado en el Hospital de Nueva York). Dados los excelentes resultados, el Dr. Mettenletter resolvió emplearla como profiláctico en 300 casos de su clínica particular y no tuvo una sola complicación pulmonar postquirúrgica, a no ser una pequeña cinco días después de la operación.
En el estudio el Dr. Texeira practicó la Autohemoterapia en 150 pacientes operados. Sus resultados, los mismos que publica excluyendo aquellos datos sobre hechos y situaciones que conlleven un factor discrepante, resumiendo en conclusión dice que no surgieron complicaciones pulmonares postoperatorias en estos 150 casos, y que en varios de los casos en que dejamos de hacer la autohemotransfusión, a modo de contraprueba, las complicaciones aparecen…
El Trabajo del Dr. Jesse Texeira, fue publicado en la revista científica Brasil Quirúrgico, órgano oficial de la Sociedad Médico-quirúrgica del Hospital General de la Santa Casa de Misericordia de Rio de Janeiro, vol. II, Marzo de 1940, Nº3, pág. 213-230.5 (Ver documento…)

– SOBRE EL TRABAJO DEL DR. RICARDO VERONESI6
El Sistema Retículo Endotelial (SRE) es el componente del Sistema Inmunológico probablemente más importante. Funciona en íntima dependencia con los sistemas T y B a través de enzimas por ellos elaboradas (linfocinas). Las linfocinas pueden estimular o inhibir el SRE influyendo por tanto en el control, limitación o erradicación del proceso mórbido sea éste de naturaleza virótica, bacteriana, neoplásica o autoinmune. Este sistema incluye todas las células derivadas de los precursores monocíticos de la Médula Ósea (monoblasto y promonocito), los monocitos de la sangre periférica y los macrófagos o histiocitos de los distintos órganos y tejidos,  los histiocitos del tejido conjuntivo, las células de Kupffer del hígado, las células de Langerhans de la epidermis, los osteoclastos del tejido óseo, la microglía del Sistema Nervioso Central, los macrófagos alveolares del pulmón y los restantes macrófagos distribuidos por la médula ósea, el bazo o las serosas pleural y peritoneal.
Desde el punto de vista funcional existen dos grandes grupos de células histiocíticas: el macrófago, entre cuyas funciones está el procesamiento de los antígenos y la fagocitosis, y la célula dendrítica, cuya función es la presentación de antígenos.
De acuerdo al Dr. Veronesi, “El SRE está constituido por células macrofágicas dotadas de intensa capacidad de fagocitar, lisar y eliminar sustancias extrañas tanto vivas como inertes, (…). Las enzimas linfocitarias tanto pueden estimular como inhibir el SRE influyendo en el control, limitación o erradicación del proceso mórbido, sea de naturaleza virótica, bacteriana, neoplásica o autoinmune…”. VERONESI (1976 PG. 13).
De acuerdo a este informe, están claramente establecidas las funciones del SRE:

1.  Limpieza de partículas extrañas provenientes de la sangre u otros tejidos (inclusive células neoplásica), toxinas y otras sustancias tóxicas.
2.  Limpieza de esteroides y su biotransformación.
3.  Remoción de microagregados de fibrina y prevención de la coagulación intravascular.
4.  Ingestión del antígeno, su procesamiento y ulterior presentación o entrega a los linfocitos B y T.
5.  Biotransformación y excreción del colesterol.
6.  Metabolismo férrico y formación de bilirrubina.
7.  Metabolismo de proteínas y remoción de proteínas desnaturalizadas.
8.  Desintoxicación y metabolismo de las drogas.

Dadas estas especificaciones, se entiende mejor el papel del SRE en la resolución de procesos mórbidos de diversos tipos, desde infecciosos hasta inflamatorios crónicos y autoinmunes, y podríamos concluir sin lugar a dudas que la Autohemoterapia, al estimular al Sistema Retículo Endotelial, potencia la capacidad del organismo en funciones tan fundamentales como defensa,  combate, resolución, reparación y limpieza del organismo.

El reporte del Dr. Veronesi, justamente por la antigüedad de las investigaciones ahí descritas, resulta fascinante. No solo establece con claridad las distinciones fundamentales en cuanto a las funciones especializadas de todas y cada una de las competencias diferenciadas individuales de los componentes del Sistema Inmunitario y su interrelación, sino que describe las pruebas biológicas y citológicas de laboratorio que las respalda. El párrafo: “…Ciertos virus no son destruidos por los anticuerpos humorales, ni siquiera a grandes cantidades en la sangre. De ese modo, en el síndrome de la rubeola congénita, a pesar de títulos protectores de anticuerpos anti-rubeola en la sangre, el virus rubeólico es aislado de la sangre, humores y tejidos. Esta es una demostración inequívoca de que la inmunidad mediada por anticuerpos es insuficiente, en este caso, para erradicar el agente patogénico. Tales individuos presentan un “defecto” inmunológico en el sector de los linfocitos T, diagnosticados por las pruebas que describimos. A través de la corrección del “defecto”, los macrófagos son activados y la fagocitosis es estimulada, destruyendo el virus…”, nos da una idea del grado de especialización que tienen los distintos factores comprometidos en la respuesta inmune y más, nos da una idea del avanzado conocimiento que poseía la ciencia médica, hace más de cuarenta años, de esas diferenciaciones y su complejidad, tan útiles en el momento de identificar el “defecto” y por tanto proceder a su diagnóstico y tratamiento. Sorprendentemente,  identifica ya el “defecto” inmunológico y por tanto determina la solución para neutralizar ese defecto en un universo biológico y molecular cuyos mecanismos funcionales son tan vastos como interdependientes y con elementos aún desconocidos hasta nuestros días.

– SOBRE EL TRABAJO DEL DR. LISARDO BOSCÁ “MACRÓFAGO, EL GRAN DEVORADOR7

MACRÓFAGOS: Del griego “grandes comedores”, son los encargados de desmantelar cualquier agresión que comprometa la integridad del organismo en muchos y distintos ámbitos, tanto infecciosos, tóxicos o traumáticos como alergénicos o autoinmunes.

Los macrófagos tienen como precursores a los monocitos que circulan en la sangre como centinelas hasta que tenemos una inflamación, agresión, infección, o cualquier tipo de agresión. Es entonces que se acumulan de forma muy intensa y son componentes  mayoritarios en infiltrados en zonas inflamatorias, son extendidos en el tiempo en su interacción con el elemento externo. Otra función de los macrófagos es la reparadora, no menos importante que la anterior, es la que se encarga de reparar los tejidos afectados, con lo que se consigue la progresiva restitución de las cualidades estructurales y funcionales comprometidas durante la agresión.

Se puede decir que son de dos clases:

1.  Macrófagos reclutadores o “Pro” inflamatorios (iniciales, de escasa capacidad fagocíticas y 2 o 3 días de vida)
2.  Aquellos poseedores del perfil de expresión genética y de papel antagónico a los iniciales o “pro resolutivos” (no corregido) (disminuyen la inflamación evitando que sea crónica)

CÓMO ACTÚAN LOS MACRÓFAGOS

Detecta las moléculas que son diferentes a las que normalmente se encuentra en nuestro organismo, las mismas que reconoce como señales de “cómeme”, y que son detectadas por los macrófagos inmediatamente.

En el proceso de reparación reclutan fibroblastos para la formación de nuevas matrices ricas en vasos y con una gran tarea.

Información útil sobre el rol reparador de los Macrófagos podremos encontrar en la entrevista que el programa radial Hablando con Científicos que cienciaes.com hizo al Dr. Lisardo Boscá: “Macrófago, el gran devorador”. El Dr. Boscá está trabajando actualmente sobre la importancia de los Macrófagos en patología cardiovascular, desde la perspectiva metabólica.7 (Escuchar audio…)

PREGUNTAS


Si en la Enfermedad Autoinmune el Sistema Inmunitario produce Autoanticuerpos que atacan a nuestras propias células, tejidos y órganos, ¿Por qué la Autohemoterapia, que se supone potencia la respuesta inmunitaria sería aconsejable en estos casos? ¿No es contradictorio?

Podemos hablar de dos aproximaciones explicativas:
PRIMERA: Existe un concepto bioquímico importante en la actividad enzimática que se llama INHIBICIÓN COMPETITIVA que consiste en “ocupar” los sitios activos de la enzima con competidores para reducir o eliminar su actividad. En un concepto más universal, la Inhibición Competitiva sería la explicación para lo que el Dr. Moura llama “desvío inmunológico” al que se refiere en el caso de la paciente con Escleroderma por ejemplo. La sangre inyectada “llamaría la atención” del Sistema inmunológico haciendo que concentre su actividad en resolver esta situación emergente, abandonando temporalmente el ataque a nuestro organismo, es decir por el tiempo que dure su efecto hasta la próxima aplicación. Esto también explicaría por qué en estos procesos y en los degenerativos al ser crónicos, su aplicación debe ser continua. Como diríamos en buen castellano, se inyecta una “distracción” para que los anticuerpos le “rompan” a ella y dejen, por ese tiempo, de torturar al pobre paciente.
SEGUNDA: Al reinyectar la propia sangre en el músculo estaríamos introduciendo el Autoanticuerpo responsable del autoataque, (el que por equivocación nos daña) pero en calidad de Antígeno, (un Autoantígeno en realidad). Esto provocará la especialización del sistema Inmunitario que inmediatamente procede a identificarlo, y a gestionar la respuesta específica contra este nuevo Antígeno (el autoanticuerpo extraído y reinyectado). En otras palabras, se usan como Antígenos los Autoanticuerpos que se encuentran en la sangre del paciente para provocar una respuesta que barra con estos nuevos “cuerpos extraños” y con ellos la sintomatología de la enfermedad.8

¿Por qué la resistencia de la comunidad médica a reconocer la efectividad de esta terapia, especialmente si se ha demostrado su utilidad en enfermedades que no tienen tratamiento y cuyo desenlace es fatal y de extremo sufrimiento?
La explicación inicial es válida: “…No se ha demostrado mediante estudios científicos su efectividad y especialmente su riesgo”. Pero lo curiosamente grave es que no inician esos estudios para demostrarlo sencillamente porque no les conviene. Existen intereses económicos y/o corporativos que se verían seriamente afectados. Es más, si realmente estaría en duda su efecto terapéutico o algún efecto peligroso,  probablemente ya habrían investigado, demostrado y por tanto descartado. Llama especialmente la atención el hecho de que el trabajo (merecedor de un premio de cirugía) que realizó el Dr. Jessi Texeira en 1940, está a disponible en muchas páginas web revistas y demás publicaciones médicas, pero el del Dr. Veronesi donde estaba ya “no está disponible”.

¿Cuál es la importancia del trabajo del Dr. Veronesi?
Concluye que el rol del Sistema Retículo Endotelial (y por tanto los macrófagos), es mucho mayor de lo que se creía, especialmente en limpieza y reparación, y el resultado vendría a respaldar directa o indirectamente, la aplicación de la Autohemoterapia en una gama más amplia de dolencias. El problema es que fue realizada en una Universidad en otro país y probablemente ésta reclamó la propiedad del estudio y retiró la publicación por lo tanto ya no está disponible.

SOBRE EL VIDEO:

El Dr. Luiz Moura inicia su experiencia con la Autohemoterapia exclusivamente para reducción de Infección postoperatoria y acné. Es tiempo después que amplía su ámbito de aplicación gracias a dos trabajos que llegan a sus manos: El del Dr. Jesse Texeira (1940) y del Dr. Ricardo Veronessi (1976). En el primero queda, sin lugar a dudas, claramente establecida en las conclusiones, la reducción de Infección post-operatoria en 150 pacientes. El segundo es un estudio que establece claramente el rol del Sistema Retículo Endotelial en la defensa, control y reparación en procesos mórbidos. Desde entonces, resultados positivos testimoniables de recuperación de pacientes desahuciados por padecer muchas y diversas dolencias que conllevan gran sufrimiento humano se publican continuamente, algunos los reportará en adelante el Dr. Moura en su exposición.

EN OTRAS PALABRAS:

La Autohemoterapia genera el incremento de la actividad inmunológica cuya activación (de acuerdo al trabajo del Dr. Jesse Texeira), es extremadamente útil en la prevención de infecciones postquirúrgicas. Por otro lado, la estimulación del Sistema Retículo Endotelial y el posterior incremento de los Macrófagos resulta clave no solo en el control de infecciones sino en la resolución de procesos mórbidos incluidos los inflamatorios, degenerativos crónicos, autoinmunes, cardiovasculares y otros. Por tanto dada la multiplicación de la capacidad de resolución y/o control de procesos mórbidos, limpieza y reparación a nivel celular e intersticial (espacio extracelular), podemos concluir que el uso de la Autohemoterapia en una amplia y diversa gama de enfermedades cardiovasculares como Arteriosclerosis, trombosis; enfermedades degenerativas crónicas como la Ictiosis, la psoriasis; procesos traumáticos, procesos tóxicos, y autoinmunes como escleroderma, artritis, hipotiroidismo entre otros se justifica plena y abundantemente, más aun considerando que no tiene efectos adversos.

1Diccionario Médico: © Espasa Calpe, S.A.
2Diccionario Mosby
3Manual Merk
4Otras definiciones.
5 http://www.rnsites.com.br/artigo_jesse_teixeira.pdf
6 https://docs.google.com/file/d/0B_JFzl-jWGndNThiMTljZmYtNzM1Yi00YTQyLTk2NTUtYjk2NWE3NGI5NzBi/edit?pli=1
7 http://cienciaes.com/entrevistas/2012/09/29/macrofago-el-gran-devorador-hablamos-con-lisardo-bosca/ (Audio)

http://cienciaes.com/?q=lisardo+bosc%C3%A1
8 http://www.autohemoterapia.net/tratamiento.html
Nota.- Se ha comprobado que las células reticulares y endoteliales no tienen relación con este sistema, por tanto actualmente se considera más adecuado el nombre de SFM (Sistema Fagocítico Mononuclear) en lugar de SRE (Sistema Retículoendotelial).

Actualizado: 15/08/14 – Autor: Patricia Rico
Para más información contacta: autohemoterapia.wordpress@gmail.com

“El contenido de este blog, es de exclusiva responsabilidad de sus editores y no compromete la opinión de personas y/o instituciones citadas por éste ni significa su adhesión en relación a la Autohemoterapia. Su incorporación en el texto en las respectivas citas está en estricta sujeción a su contenido científico en calidad de referencia a conceptos médicos y/o contenido en investigación médica.”

.

– EN EL TERCER CAPÍTULO TENDREMOS…

Escleroderma, una terrible enfermedad Autoinmune incurable cuyo desenlace lamentablemente fatal es de gran sufrimiento, fue tratada con Autohemoterapia por primera vez por el Dr. Moura en 10 Septiembre de 1976 en una paciente que estaba en la etapa final de la enfermedad, que ya no caminaba y por quien no se podía hacer nada. Al cabo de un mes de tratamiento por increíble que parezca, ella sale caminando del hospital…  (Leer tercer capítulo…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s