Autohemoterapia. Capítulo XIII – Ictiosis

Basado en la exposición del Dr. Luiz Moura

Dolorosísima, discapacitante, incurable… ¿qué puede ser más triste que esas palabras juntas? Triste destino para el paciente…, y para sus seres queridos?

Ver video completo…

Este despacho escalonado pretende apoyar la exhaustiva y generosa exposición del Dr. Luis Moura en su entrevista, mediante la ampliación de temas y aclaración de dudas relacionadas con conceptos médicos para su interpretación detallada y sencilla, y para consideración de los aspectos terapéuticos de su contenido para su aplicación.
Los Editores

DEFINICIONES1

APOPTOSIS
Proceso de muerte celular que envuelve cambios morfológicos característicos, como la fragmentación nuclear, la condensación de la cromatina, la ruptura de la membrana plasmática y la desintegración de la célula en pequeños fragmentos denominados cuerpos apoptóticos.

ESTRATO CÓRNEO
La capa callosa más externa de la piel, formada por células muertas convertidas en queratina que se descaman continuamente. El estrato córneo es grueso en las palmas de las manos y las plantas de los pies y más delgado en las áreas más protegidas.

ICTIOSIS
Grupo de genodermatosis caracterizado por trastornos de la queratinización, y que se traduce, desde el punto de vista clínico, en la formación de grandes escamas, que le dan a la piel un aspecto característico de pez.

MITÓGENO
Sustancia que induce una proliferación celular. Su utilización, en el laboratorio, permite evaluar la funcionalidad linfocitaria.

Ver todas la definiciones…

PREGUNTAS1

Un médico publicó en internet que no se pueden “contar” los macrófagos, ¿es cierto eso?

Los macrófagos son, en una explicación práctica, nuestros “grandes comedores” cuyos precursores son los monocitos, (leucocitos rutinariamente “contados” en el recuento leucocitario de cualquier hemograma) que, una vez que salen de sangre circulante y penetran en determinados tejidos, adquieren el nombre de Macrófagos. Además de su especialización y dependiendo del tejido al que penetran, pueden ser: Microglía si son Macrófagos del Sistema Nervioso Central, células de Kupffer si son macrófagos del hígado, macrófagos alveolares si se encuentran en los alveolos pulmonares, etc. Por otro lado y en respuesta, entre otros, al factor específico de crecimiento, se produce una respuesta mitogénica con la consiguiente proliferación de macrófagos. Dicho esto, y considerando su variable en cuanto a la multiplicación en los tejidos en condiciones de urgencia biológica, debemos anotar que son tan “contables” como cualquier célula o compuesto sólido sanguíneo. Así lo demuestran las rutinarias pruebas realizadas en aspirados provenientes de órganos en los cuales se procede regularmente a hacer recuento de los mismos como parte de los exámenes para la investigación de patologías específicas4.

SOBRE EL VIDEO:

El fragmento describe el caso de un tratamiento relativamente largo (un año) de un paciente con ictiosis que, de acuerdo a la referencia, le mejoró completamente la calidad de vida. Su piel que estaba completamente seca y escamada, lo que le provocaba una terrible comezón y dificultad para realizar su trabajo, (tratándose de un enfermero, es obvia la dificultad a momento de entrar en contacto con los pacientes). Su mejoría fue gradual con la Autohemoterapia, la que fue administrada junto con suplementos nutricionales como minerales y vitaminas como las A y E, indispensables para este fin.

EN OTRAS PALABRAS:

LA ACCIÓN DE LA AUTOHEMOTERAPIA EN PACIENTES CON ICTIOSIS
Los macrófagos son algo así como los equivalentes tisulares (en los tejidos), de los monocitos circulantes en sangre periférica. En función de la interacción entre sus moléculas de adhesión (presentes en su superficie) y de las células del endotelio vascular, y de determinadas necesidades del organismo, los monocitos pasan del torrente circulatorio a los tejidos donde termina su maduración y se convierten en macrófagos, diferenciándose, de acuerdo al tipo de tejido en que se encuentran. Este proceso conlleva muchos cambios tanto en sus características morfológicas como funcionales, pero sobre todo incrementa su capacidad fagocítica. Esta cualidad de nuestros “grandes comedores”, que como dijimos muchas veces se encuentran extraordinariamente aumentados luego de una aplicación de la Autohemoterapia, su potencial anti-inflamatorio y su actividad de limpieza y reparación5, podrían ser los responsables del control y resolución al menos de las consecuencias dermatológicas de esta horrible enfermedad, que son la razón de este tormento.

“…En el contexto de la inmunidad natural, los macrófagos fagocitan y eliminan partículas extrañas, tales como bacterias, virus, parásitos, macromoléculas, e incluso células propias dañadas o muertas, como es el caso de los eritrocitos viejos y de las células apoptóticas, impidiendo así que estas puedan verter su contenido potencialmente tóxico al medio extracelular y evitando, por tanto, el posible desencadenamiento de procesos inflamatorios…”, “…Finalmente, los macrófagos también producen factores de crecimiento para fibroblastos (FGF, TGF-b) y para el endotelio vascular, de manera que se favorece el riego sanguíneo y la reparación de tejidos dañados…”6

SOBRE LA ICTIOSIS VULGAR7
La función dermatológica más afectada en la ictiosis es la de barrera, por alteración en el estrato córneo. Esta función la ejerce la piel en función de su alto contenido en lípidos y su grosor. La alteración de esta función puede producirse por un incremento en la velocidad de la descamación o por alteraciones en su formación.

En 1985, Sibert y colaboradores detectaron un defecto en la síntesis de una proteína del estrato córneo (filagrina) y de su precursor (profilagrina) en pacientes con IV. La filagrina actúa con la queratina para formar la filagrina-queratina del estrato córneo. También mantiene la hidratación normal de los corneocitos, así como una descamación adecuada por los aminoácidos libres cuya liberación induce. Cuando este defecto se presenta, se produce una hiperqueratosis llamada de retención.

Los corneocitos son células de la epidermis humana desprovistas de núcleo, biológicamente muertas que componen el estrato córneo.

Las ictiosis pueden ser debidas a anomalías hereditarias de la queratinización o a trastornos adquiridos como las neoplasias. En la Ictiosis, durante el primer año de vida ya se presentan pequeñas escamas irregulares y finas, ásperas y de color entre gris a café, de diámetro aproximado de 1 mm a 1 cm., más abundantes en extremidades principalmente inferiores. En el tronco, son pronunciadas en la espalda, en la cara no se observan muchas lesiones por la elevada secreción sebácea y respeta también las áreas flexoras de las extremidades, donde la temperatura y la humedad son más altas. Los síntomas empeoran en el invierno

Existen muchas formas de la enfermedad y un factor común: No se dispone de tratamiento curativo.

1Diccionario Médico: © Espasa Calpe, S.A.
2Diccionario Mosby
4 http://www.bago.com/BagoArg/Biblio/urologweb239.htmhttp://www.archbronconeumol.org/es/lavado-broncoalveolar-enfermedad-pulmonar-intersticial-/articulo/13026249/
5 http://cienciaes.com/entrevistas/2012/09/29/macrofago-el-gran-devorador-hablamos-con-lisardo-bosca/
6 http://www.tdx.cat/bitstream/handle/10803/3004/TESIS.pdf?sequence=1
7 http://www.medigraphic.com/pdfs/derma/cd-2008/cd082a.pdf

Actualizado: 06/01/15 – Autor: Patricia Rico
Para más información contacta: autohemoterapia.wordpress@gmail.com

“El contenido de este blog, es de exclusiva responsabilidad de sus editores y no compromete la opinión de personas y/o instituciones citadas por éste ni significa su adhesión en relación a la Autohemoterapia. Su incorporación en el texto en las respectivas citas está en estricta sujeción a su contenido científico en calidad de referencia a conceptos médicos y/o contenido en investigación médica.”

– EN EL SIGUIENTE CAPÍTULO TENDREMOS…

AIDS, un diagnóstico considerado una muy mala noticia, como las barreras defensivas del organismo están siendo aniquiladas… Al menos en la actualidad existe un tratamiento anti-retroviral que mejora la calidad de vida y la prolonga, y la Autohemoterapia será, sin duda de gran ayuda no solo para lograrlo…
– Leer siguiente capítulo
– Leer capítulo anterior

Anuncios

2 pensamientos en “Autohemoterapia. Capítulo XIII – Ictiosis

  1. […] para los que conviven con ellos. Simplemente no hay palabras para expresar tanto sufrimiento… – Leer siguiente capítulo – Leer capítulo […]

  2. […] Pruebas hepáticas normales… En un caso de hepatitis C, esta es, simplemente, una gran noticia en una enfermedad que se cronifica con mortales consecuencias… – Leer capítulo anterior […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s