¿Vacunarías a tus hijos contra el Papiloma Humano VHP?

SOBRE LA CONTROVERSIA DE LA VACUNA CONTRA EL PAPILOMA HUMANO VPH

De acuerdo a la Sociedad Americana contra el Cáncer, todas las vacunas del Papiloma Humano fueron probadas en distintos lugares del mundo y ninguna muerte ha sido asociada a esta vacuna. Aunque en general cualquier vacuna puede, provocar un desmayo, incluidas las vacunas contra el VPH, este ocurre en muy raras ocasiones, siendo en este caso más común entre las mujeres adolescentes que entre niñas o mujeres adultas. https://www.cancer.org/es/cancer/causas-del-cancer/agentes-infecciosos/vph/vacunas-de-vph.html

Luego de la publicación de los casos colombianos, médicos en Costa Rica realizaron un estudio en el que se encontró que, además de dolor y enrojecimiento en la zona de la inyección y fiebre, no se hallaron efectos adversos en el grupo estudiado, existiendo la probabilidad de que el caso colombiano pudo deberse a que no se siguió rigurosamente el protocolo de vacunación establecido para la administración de la vacuna contra el PVH, que incluye:

Asegurarse de que el médico sepa acerca de cualquier alergia grave. Además, las personas que presenten las siguientes condiciones NO deben recibir la vacuna contra el VPH:

  • Cualquier persona con una alergia grave al látex no debe recibir la vacuna Cervarix
  • Cualquier persona con una alergia grave a la levadura no debe recibir la vacuna Gardasil o Gardasil 9
  • Cualquier persona que haya presentado una reacción alérgica potencialmente mortal a cualquier ingrediente que contengan las vacunas
  • Cualquier persona que haya tenido una reacción grave a una dosis anterior de la vacuna contra el VPH.

Además, en cualquier vacunación debe constatarse si se padece una enfermedad importante.

La gran mayoría de las publicaciones en este caso tienen carácter de noticia y mencionan la aparición de efectos adversos graves poniendo referencia al caso colombiano, presentándose éstas básicamente en noticieros regionales y no como referencia de estudios científicos propiamente dichos.

Es indiscutible el manejo corporativo de la industria farmacéutica, y también que con frecuencia estos intereses comandan las políticas estatales de salud, pero también es cierto que otras corporaciones de la misma naturaleza pueden estar detrás de esta publicidad contra la vacuna por los mismos motivos. En otras palabras, a muchas corporaciones les conviene que las infecciones por los diferentes tipos de papiloma continúen en ascenso ocasionando terribles y dolorosas verrugas genitales y orales, además del cáncer de cérvix, vagina, próstata. Estas corporaciones seguirán haciendo su agosto con el desproporcionado costo de productos relacionados con el tratamiento del VPH y sus secuelas, (moduladores inmunológicos, citostáticos, agentes quimioterápicos, radioterapia, etc.) Es decir, es mucho más grande el negocio de los medicamentos relacionados con el Papiloma y sus secuelas,  que el negocio de las vacunas. No olvidemos que el costo de las vacunas lo cubren los estados, en cambio los largos y costosísimos tratamientos contra el cáncer lo cubre el paciente dado que los seguros de salud no, (con honrosas excepciones), y que la vacuna le cuesta al estado una sola vez (en tres dosis) por persona.

Si de por sí es indignante que los burócratas de las distintas religiones alcen la voz en temas que nos son de su competencia y que además desconocen, es realmente grave ver páginas de la Iglesia católica  en varios idiomas entre ellos el Inglés, el Francés y el español, emitiendo enérgicamente su sentenciosa observación a la aplicación de esta vacuna: “…El papiloma humano se contagia por prácticas sexuales y esto nos hace dudar sobre el verdadero fin de estas multinacionales por cuanto es inconcebible que niñas de nueve años ya tengan una vida sexual activa. Igualmente se deja en claro que únicamente el 0.015% de los casos del papiloma humano terminan en cáncer. Lo más probable es que se trate simplemente de un buen negocio que deja grandes dividendos a estas multinacionales farmacéuticas. http://es.catholic.net/op/articulos/52641/cat/478/vacuna-del-papiloma-humano-una-muerte-silenciosa-y-terrorifica.html. Indudablemente estos mensajeros falsean imperdonablemente las cifras pero lo peor y como siempre, ignoran la realidad del estado de la sociedad a la que pretenden cubrir con su manto de ignorancia para poder controlar su conciencia.

  1. Si de grandes negocios se trata, hay que reconocer que entre los más rentables está el de los que manejan las religiones.
  2. En nuestra sociedad, a la que la religión ha tapado los ojos sistemáticamente, no se ha educado apropiadamente sobre la sexualidad y entre eso y el abandono de la población infantil a su propia gestión de información (padres, amigos, y hasta revistas ya fueron sustituidos por la propaganda en el internet, hecha escuela), la satisfacción de su curiosidad es cada vez más precoz siendo ésta inclusive mucho antes que los nueve años.
  3. La violencia sexual infantil intra-entorno es cada vez más abundante y cruda, dejando a la población vulnerable (infantil) víctima de los más insanos placeres de los adultos y sus parafilias
  4. Finalmente de éste tipo de violencia sexual, la pedofilia, los sacerdotes sobre todo católicos, tienen muchísimo que contar. En todo el planeta tierra donde existen sus iglesias, encontramos varias de ellas donde se conocen casos de abuso sexual infantil perpetrados sistemáticamente por estos sacerdotes. ¿No sería correcto evitar que, además de las terribles secuelas físicas y sicológicas de tales actos, estos pequeños no carguen con enfermedades de transmisión sexual?

Insinuar que la vacunación contra el Papiloma Humano es inducir a niños y adolescentes a una vida sexual precoz, es lo mismo que decir que darles un casco para montar en bicicleta, es inducirlos a que se lancen de un puente. Es ignorar la realidad y las estadísticas mundiales de salud relacionadas con el este delicado tema: La humanidad, especialmente femenina, ha estado esperando por una vacuna contra el cáncer de cérvix hace décadas, su principal responsable es un virus, el del Papiloma Humano y ahora está en nuestras manos proteger a nuestras siguientes generaciones de este mal.

LA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE PEDIATRÍA AEP ACONSEJA VACUNAR contra eL VIRUS DEL PAPILOMA

Sí. La asociación de pediatras junto al CAV Comité asesor de vacunas recomienda esta vacunación a todas las chicas adolescentes que vivan en España y también recomienda valorarlo en los varones. http://vacunasaep.org/familias/vacunas-una-a-una/vacuna-virus-papiloma-humano

Este año esperan inmunizar gratuitamente en Bolivia a 325 mil niñas de 10, 11 y 12 años de edad. Cada año en Bolivia 845 mujeres mueren víctimas del cáncer cervicouterino y se diagnostican más de dos mil nuevos casos, según datos del Ministerio de Salud. Es la primera causa de muerte en las mujeres. En lo que respecta al cáncer cervicouterino, “Bolivia ocupa el primer lugar en mortalidad en las Américas y el octavo en el ámbito mundial”, señala Montesano, consultor del Programa de Vacunación Integral de la Familia en la Organización Panamericana de la Salud (OPS) Bolivia.   http://www.lostiempos.com/tendencias/salud/20170420/vacuna-contra-virus-del-papiloma-causa-controversia

Todas las vacunas presentan algunos riesgos en un pequeño porcentaje de pacientes y son generalmente atribuibles a lo que se llama idiosincrasia del paciente (las particularidades individuales y únicas de su biología), y toda vez que se descubre una nueva a lo largo de la historia se arman verdaderas batallas en su contra, sin embargo ha quedado demostrado las vacunas frente a las grandes epidemias han librado de sufrimiento, enfermedad y muerte a gran parte de la población mundial. Lamentablemente ese pequeñísimo número de víctimas también existe, y son seres humanos a quienes les ha tocado sufrir los resultados de esas excepciones, sin embargo, el ejemplo de la erradicación de la Poliomielitis en casi todos los países del globo es un ejemplo indiscutible de la necesidad de inmunización de la población especialmente infantil frente a tan terribles enfermedades. No es lo mismo vacunar a todos los recién nacidos de un país contra una enfermedad que vacunar de golpe a toda un grupo de entre 10 y 12 años, 350.000 de una vez en Bolivia, indudablemente el número de casos será elevado, aunque el porcentaje sea el mismo.

 

Anuncios